Make your own free website on Tripod.com

MODULO III. LA PRACTICA

 11. LA MAGIA Y LA ENERGIA

En este módulo trataremos todo lo relacionado con la práctica wicca y que mejor que comenzando con uno de los temas más interesantes y complejos: la magia. La mayoría de los interesados en aprender la Wicca entran a raíz de su afición o gusto por la magia.

La magia siempre nos ha atraído, la creencia en que existe un poder sobrenatural que es capaz de modificar los actos y las acciones humanas, el saber que con unas cuántas palabras basta para cambiar el curso de la vida de alguien siempre es atemorizante y poderoso.

Pero quién de verdad ha practicado la magia, sabe que esta es mucho más que eso, que tiene utilizaciones más prácticas y sanas que el fastidiar a los demás.

La magia es una de las prácticas más difundidas entre muchos pueblos desde la prehistoria, así se crea una clase aparte, a veces hasta más poderosa que el mismo gobernante: los sacerdotes. Estos estaban encargados de llevar a bien todos los asuntos espirituales, mientras que el rey atendía los terrenales. Los sacerdotes llevaban la cuenta del tiempo, el registro del movimiento de los astros, tenían a su cargo el mantenimiento de los templos, la enseñanza de los inciados, la organización de los rituales en los días festivos, las ofrendas, los sacrificios, etcétera.

Concentraban tantas tareas, como por ejemplo la correcta impartición de la justicia, que muchas veces llegaron a acumular más riquezas y poder que los mismos nobles, debido a la importancia de sus tareas.

Sin embargo, la magia, uno de sus principales "poderes" era lo que los distinguía en muchos casos hasta como curanderos. El poder de sanar a la población los convertía en cierta forma en dueños de sus vidas por la deuda que el enfermo contraía. En estos casos, también hay que decirlo, su poder radicaba, la mayoría de las veces, en el conocimiento pasado generación tras generación con un voto de secreto, de las facultades curativas de plantas y hongos, de la influencia de los astros a la hora del nacimiento, etcétera.

Anteriormente, la magia se podía definir como la movilización de fuerzas ocultas o potencias superiores con objeto de conseguir un resultado favorable, en el caso de la magia blanca, o para perjudicar a alguien, en el caso de la magia negra. Pero a continuación veremos que la ciencia nos ha podido dar respuestas más interesantes y completas a este respecto.

 

LA REVOLUCION DE LA FISICA: LA ENERGIA

El siglo XX despertó con nuevas teorías acerca del desplazamiento de la luz, de cómo se conformaba y cómo se comportaba, descubrimos el principio universal de que "la energía no se crea ni se destruye, solo se transforma", empezamos a separar la materia en sus componentes más pequeños por medio de aceleradores de partículas, descubrimos la antimateria, comprobamos la teoría de la relatividad...

Todo esto ha comprobado (sin haber sido su intención) varias teorías que afirmaban que el ser humano se componía de energía y de que esta interactuaba en él y su entorno. Al fin, una disciplina científica lo suficientemente dura como la física, podía comprobar que todo está conformado por diminutas partículas de energía en movimiento. Pero así mismo el Universo y todo cuanto contiene también se forma de estas partículas, uniéndose y atrayéndose mediante leyes físicas para formar estrellas, planetas, polvo, etcétera.

Lo que observamos diariamente, las cosas, los colores, no es mas que el producto de nuestra limitada capacidad visual, es decir, si nuestros ojos, cerebro y sentidos estuvieran adaptados para codificar los patrones caloríficos veríamos el mundo. Esta energía no pemanece estática, se transforma y renueva a cada instante, estos cambios responden a estímulos internos o externos, de los que la mayor parte se producen inconscientemente. Sin embargo, por medio de técnicas como la meditación, podemos alcanzar los niveles donde se mueven estas partículas, ser conscientes de sus movimientos y hasta influir en ellos. Esto es lo que popularmente se conoce como Magia, el arte de concentrar y controlar la energía.

El concepto y el estudio serio y científico de la magia, se puede considerar reciente.

Fue a mediados del siglo XX, cuando científicos y parapsicólogos, empezaron a estudiarse mutuamente, cuando se empezaron a develar nuevos secretos. En este sentido, los rusos han sido pioneros en dejar los prejuicios a un lado y confrotar ambas disciplinas tratando de buscar resultados que satisfagan a ambos. Estos empezaron a investigar fenómenos como la telequinesis por medio de las famosas cartas Zener, el poder de la mente para modificar de forma las cosas o para disminuir o aumentar los latidos del corazón, por ejemplo.

Sin embargo, una de las investigaciones que más futuro tuvieron y que se siguieron desarrollando y utilizando en la práctica en años siguientes, fue el uso de la cámara Kirlian.

Esta cámara captaba las señales energéticas de las plantas, en sus pruebas preliminares. Se estudiaron cientos de fotos de plantas a las que les faltaba una hoja o un trozo de esta, de plantas vivas y muertas, de manos de personas, de mujeres embarazadas, etcétera. En todas ellas el campo que circundaba el cuerpo variaba de forma, longitud y colores, según la situación del examinado.

Así se abrió la primera comprobación científica de que los seres vivos tenían un campo energético que los rodeaba, que este estaba vivo, que reaccionaba ante diferentes situaciones, que podía modificarse intencionalmente y que podía ser una de las herramientas más útiles a futuro para la medicina y otros campos científicos y parapsicológicos. Al fin, se comprobaban científicamente, visualmente, los conceptos de muchas religiones que afirmaban que todos los seres teníamos un cuerpo etéreo que nos acompañaba siempre y que podía ser afectado por la maldad de otros, por nuestro comportamiento o por nuestro estado de ánimo: las "aureolas" de los santos tuvieron su correspondencia fiel en la realidad.

Desde entonces, sanadores, investigadores, videntes y científicos han utilizado este medio para reconocer enfermedades asintomáticas o incipientes, para curar estas enfermedades o algunas "terminales" como el cáncer, se ha utilizado en medicina forense para determinar la causa de muerte de un paciente, para el control saludable del embarazo y del feto o, ayudados por encefalogramas, a determinar los estados alterados de conciencia que produce la meditación, la práctica del yoga, la ingestión de drogas o la videncia, por ejemplo.

Una vez habiendo explicado esto, podemos ver el vínculo entre energía y magia.

Consideramos al mago como un ser que tiene cierto poder para modificar la vida o las situaciones de otra persona a veces mediante poderes sobrenaturales o por medio de un espíritu que realiza el trabajo a petición nuestra. Pero qué significa "modificar" una situación.

 Si entendemos que todo está conformado en su forma más básica por energía, modificar una situación implicaría desviar la energía que fluye en cierta dirección hacia el lado que más nos convenga. Entonces, El Mago sería la persona que puede propiciar (por diferentes medios) que esa energía se dirija hacia donde él la necesita, ya sea para sanar a una persona o para influenciar los acontecimientos venideros.

En pocas palabras, la Magia es la modificación de la energía para algún fin determinado y Bruja o Mago sería aquel que tiene los conocimientos y la preparación para hacerlo.

Vamos a explicarlo ahora todo junto en un ejemplo para que veamos como actúa en la vida cotidiana todo esto.

Cada ser vivo tiene un cuerpo etéreo que envuelve y contiene al cuerpo físico, aunque no lo veamos a simple vista existe y funciona como una fotografía de nosotros. Las personas que tienen la capacidad de observar el aura humana la describen todas de la misma forma: es un cuerpo envolvente con varias capas, cada una de diferentes colores, cambiantes y en movimiento. Este cuerpo es como "el negativo" (igual que el de una foto) del cuerpo físico, contiene sus mismas partes, sus órganos, extremidades, etcétera solo que son su reflejo energético.

Ese cuerpo es susceptible de ser afectado por una enfermedad, por alguna mala noticia, por un embarazo, por estar enamorado, por cualquier situación en general. Vamos a suponer a un adulto el cual está afectado por una depresión a causa de la muerte de un ser querido. Por lo general tendemos a pensar que lo que nos pasa al interior del cuerpo se refleja en su exterior, y no siempre es así.

Cuando mantenemos una relación intensa y personal con alguien, la cercanía que los une es tal que sus cuerpos energéticos se entrelazan formando hilos dorados (venas o canales por las que fluye la energía en ambas direcciones) que los unen aún en la distancia. Cuando una de estas personas fallece, su unión se debilita, pero si uno no puede superar esa pérdida en el tiempo prudente para asimilarlo, entonces la unión, el canal por donde fluye la energía y que sanamente debería disminuir (al igual que la cicatrización de una herida), se vuelve un canal que pende en el aire sin ninguna conexión del otro lado dejando fluir sin control al exterior nuestra propia energía.

Debido a esta "fuga" nuestro cuerpo se debilita cada vez más causando lo que clínicamente se conoce como Depresión, es entonces cuando sobrevienen los síntomas como decaimiento, angustia, desesperación, llanto, abatimiento, inapetencia, etcétera. Como vemos, en este caso, primero sucede la "enfermedad" en nuestro doble energético y ella es la que genera los síntomas físicos.

Ahora bien, si queremos ayudar a esta persona a entender y asimilar la muerte de su ser querido, como brujas y magos, lo que podemos hacer es lo siguiente.

Mediante el uso de rituales, meditación, velas, visualización, o cualquier otro auxiliar mágico, lo que haremos de fondo será cerrar ese canal por el que se fuga su propia energía, es decir, equilibrar lo que entra y lo que sale. Para esto necesitamos modificar su campo energético, es decir, hacer lo que también conocemos como magia.

USOS DE LA MAGIA

La magia o energía puede utilizarse de muchas formas, puede ser para curar a un enfermo, para ayudar a alguien con algún problema, para mejorar nuestras virtudes, pero también puede utilizarse para actos deplorables como hacerle daño a personas o animales, para robar, e incluso para matar. Aquí es donde entra el criterio y todos los conocimientos que un mago o bruja deben tener: es necesario Saber cuando un acto deja de ser bueno para empezar a ser malo. Hay dos grandes formas de distinguir la finalidad de la magia:

MAGIA BLANCA: la que se utiliza para un fin benéfico, como sanación, incremento de la energía de alguien o potencialización de virtudes.

MAGIA NEGRA: la que se utiliza para causar daño, enfermedad, separación de personas o bienes, muerte o pérdidas.

Después de esta división básica, se encuentran la magia con velas, la magia con plantas, la magia lunar, la magia solar, la magia astrológica, la magia imitativa, la magia simbólica, la magia del caos y muchas más. Estas se explicarán detalladamente en el segundo grado y en cursos por separado.

LOS PRINCIPIOS QUE UNA BRUJA O UN MAGO DEBEN SEGUIR

Hay ciertas reglas básicas que un Aprendiz debe seguir para no cometer errores en la Práctica:

a.      La regla básica como siempre es no dañar a nadie, la única magia que maneja la Wicca es Magia Blanca y todo lo que tenga que ver con ella.

  1. Seguir las Leyes básicas de convivencia de todo Aprendiz.
  2. Usar la magia solo en casos necesarios en los que ningún otro método sencillo haya funcionado, no la utilices hasta para llegar pronto al trabajo!
  3. Analiza con mucho cuidado la petición que estás haciendo, puede que lo que tu pienses que es bueno, en realidad sea un acto malo para otra persona.
  4. Hay que tener en cuenta que los muy frecuentes y populares hechizos de amor no son válidos como magia blanca y, si bien no son magia negra, tampoco son buenos en su fin último. Debemos tomar en cuenta que intervenir en la voluntad de otra persona no es correcto, aquí lo que se debe hacer es pedir porque la persona correcta llegue a nuestra vida y nos haga feliz, potencializar nuestras virtudes para que seamos mejores personas y así seamos más atractivos. Nunca se debe obligar a alguien a amarnos mediante estos fines ("amarres") porque al final el amor verdadero saldrá y la ilusión terminará. Incluso puede suceder que por tener amarrada a la persona que queremos y pensamos es nuestro ideal, pase de largo aquel que podría habernos hecho realmente felices.
  5. No utilices artilugios, conjuros o invocaciones en exceso, cuanto más sencillos sean los rituales y las plegarias, más fácil y rápido llegarán a su destino.
  6. Recuerda las funciones de cada deidad o espíritu, si vas a un bosque a hacer tu ritual, invita a los espíritus del bosque a que te acompañen y recuerda en qué te pueden ayudar y lo que les puedes devolver. Haz lo mismo a cada lugar que vayas, al mar, a un manantial, etcétera, no siempre hay que pedir a la Diosa y al Dios que solucionen todo. Acuérdate que no existe jerarquización, no hay deidades mejores que otras, cada una tiene una forma diferente de ayudarte, decide cual puede auxiliarte mejor en tu propósito y encomiéndate a ella.

LA PRACTICA DE LA MAGIA

Ahora que ya sabemos la teoría y las reglas para usar la magia, hay que saber cómo podemos empezar a practicarla. Las facultades necesarias para manejarla se adquieren con el trabajo y la disciplina, también será muy importante el tiempo que le dediquemos, ya que es como tu cuerpo, mientras más acostumbrado esté a una rutina, en mejores condiciones se mantendrá. En la magia sucede igual, si no la ejercitas a menudo pero con moderación, acabas por perder la sensibilidad y tendrás que empezar de nuevo.

Una de las mejores formas para empezar a sensibilizarnos con la energía es, en mi opinión, mediante las técnicas orientales como el Yoga o el Tai Chi, debido a que son graduales y nos enseñan a reconocerla, a percibirla para así darnos cuenta de cómo funciona.

El aprendizaje de la magia requiere de años de estudio, pero existen personas que tienen la sensibilidad innata para hacerlo sin la necesidad de ir aprendiendo poco a poco. A veces no solo reconocen la energía, también la saben aplicar.

En fin, cada ser humano tiene que reconocer sus dones y limitaciones y sobre ellas trabajar para alcanzar su propio grado de desarrollo, inclusive hay personas a las cuáles solo les interesa estudiar la magia, pero no practicarla.

A continuación está una lista opcional de los pasos que se deben seguir para llegar a la práctica de la magia:

·         Estudiar cómo se conforma la energía, cómo se mueve y se transforma

Más o menos este es el orden que debemos seguir para tener un crecimiento espiritual que nos ayude a practicar la magia con fines de ayuda y superación.

 

LA IMPORTANCIA DE LA SALUD FISICA

Cuando una bruja o un mago realizan un trabajo para ayudar (en cualquier cosa) a otra persona, lo que se espera es que el trabajo funcione correctamente y llegue a su conclusión satisfactoriamente. Sin embargo, no siempre sucede así, algunas veces no se lleva a cabo con seriedad, o hubo algún error en las fechas qué debía hacerse o algo falló por parte del que pidió el trabajo: todo esto se puede solucionar viendo el registro que metimos al Libro y revisando el procedimiento que llevamos a cabo en esa ocasión. Pero a veces, puede pasar inadvertido un aspecto que generalmente no tomamos en cuenta: la salud de la bruja.

Si te encuentras afectado de alguna enfermedad cuando hagas el hechizo, puede que este no actúe con toda la fuerza que debiera, porque tu energía se encuentra debilitada en esos momentos y porque el canal por el que pasa la energía a través hasta su meta se encuentra contaminado.

Es muy importante que tomes este aspecto en cuenta en tus trabajos para que no vayan a salir mal en ningún sentido.

Además hay otro aspecto que también es relevante, sobre todo para tu salud posterior a un hechizo. Hay trabajos que requieren la aplicación de una gran cantidad de energía y esto puede dejarte desgastado físicamente, otros, por el contrario, pueden dejarte una carga excesiva de energía (positiva o, peor aún, negativa).

Son señales de exceso de energía: la hiperactividad (no poder estar quieto ni un solo momento), sentir pesadez en el cuerpo, dolor de cabeza, hipertensión, insomnio, desorientación.

Son señales de falta de energía: el agotamiento, la depresión, la inapetencia, dolor de cabeza y la presión arterial baja.

Para equilibrar tu energía puedes hacer uso de los siguientes consejos:

·         Antes de cualquier ritual puedes encender varias velas, ya que estas representan al elemento Fuego y te dan energía.

BARRERAS DE ENERGIA: estas detienen las vibraciones contaminadas del exterior o las que algunas personas pueden enviarte negativamente a propósito o de forma involuntaria. Puedes hacerlas de muchas formas, aquí te mencionamos una de ellas:

Relájate y ponte cómodo, de preferencia recostado en el suelo, en un sillón o en el pasto. Visualiza una bola de luz blanca flotando sobre ti. Concéntrate en la energía de la bola, siente como está llena de amor, fortaleza y paz. Esfuérzate por sentirlas.

Ahora deja que la energía de la bola descienda hasta ti; no importa cuanta energía absorbas, la bola siempre permanece igual de brillante y de tamaño porque proviene de la Diosa.

Permite que la energía te recorra y fluya dentro de ti, siente cómo pasa por tus brazos, por tus dedos, por tus piernas y dedos.

Ahora deja que la energía se expanda dentro de tu cuerpo traspasándote y saliendo cada vez más, hasta que forme un círculo alrededor tuyo. A continuación di lo siguiente:

 

"Solo hay un poder en el Universo y yo soy la manifestación perfecta de ese poder. Los límites de mi aura serán fuertes y saludables, repelerán cualquier energía que no desee, mientras que estará abierta a la energía positiva y sanadora. Estoy segura con estos límites así que nada podrá dañarme porque estoy llena de la fortaleza de la Diosa. Por mi destino, así será y así es".

 

Ahora su protección y fortaleza están junto a ti, así que puedes limpiarte de cualquier exceso de energía que permanezca en ti.

LIMPIEZA Y NEUTRALIZACION: es importante hacer la neutralización antes y después de hacer un trabajo para limpiarte de energías excesivas o negativas que pudieran afectarte.

Visualiza una luz brillante descendiendo desde tu cabeza por todo tu cuerpo hasta que salga por la planta de tus pies. Suelta todas tus tensiones, ansiedades y estrés, imagínalo flotando fuera de ti y yéndose con la luz blanca. Imagina el exceso de energía como pequeños puntos negros que se van removiendo conforme la luz pasa a través de ti. También puedes intentar visualizar en vez de la luz, una corriente de agua.

Después de esto, siéntate en una posición cómoda. Imagina que descansas en un río, con el agua fluyendo hacia ti, entrando por la cabeza y saliendo por la planta de los pies. Imagina el exceso de energía como hojas o ramitas que se van con la corriente.

También se pueden utilizar objetos para limpiar el exceso de energía:

·         Puedes poner un grano de sal en la punta de tu lengua o meter las puntas de tus dedos en sal.