Make your own free website on Tripod.com

12. EL ALTAR

El altar es una de las herramientas principales para la práctica de la magia. Es el lugar donde honramos a los Dioses y Espíritus, es también un lugar de concentración y de elevación de la energía. La función específica de un altar (del latín "altus", lugar elevado) es la de ser el punto intermedio entre el cielo y la tierra.

La costumbre de hacerlo en un lugar alto se debe a que en él se solían dejar ofrendas a los dioses y de esta forma era más fácil que ellos las recibieran, de igual forma recuerda al simbolismo del árbol y al de la montaña, al estar relacionado con los dos mundos.

LA FORMA Y EL LUGAR

Un altar puede tener muchas formas y puede ponerse en diferentes lugares. Puedes hacer una reproducción de algún altar histórico (Stonehenge, una Pirámide, por ejemplo) a escala y allí guardar tus cosas, puede ser una vitrina, puede ser una mesa o una repisa, o puede ser algún lugar construido expresamente para ello, en tu casa (si hay suficiente espacio o jardín) o al aire libre en un bosque, en la playa, etcétera. Si definitivamente no encuentras espacio o si no puedes ponerlo porque alguna otra persona en tu casa no quiere que lo hagas, puedes guardar todas tus cosas en algún lugar especial, como una cesta o baúl de madera (elementos naturales de preferencia) y sacarlos solo cuando los necesites o vayas a hacer un ritual. La imaginación y el amor son parte importante de su construcción; piensa cómo sientes tú el amor por tus prácticas, a qué civilizaciones admiras, etcétera, esto te ayudará a visualizar el altar que quieres (y puedes!) construir.

La mayoría de nosotros, sin embargo, estamos restringidos por el espacio en la ciudad y pocos disponemos de jardín donde hacerlo, así que el espacio que tu le dediques será suficiente si lo consagras con amor y dedicación.

Es importante mantenerlo limpio, libre de polvo, agua o grasa (si lo tienes como yo en la cocina), asearlo y darle mantenimiento una o dos veces al año (si es madera y hay que pintarla, por ejemplo).

El altar es también nuestro reflejo como seres físicos y espirituales, así que igual que nosotros, debe permanecer vivo y hermoso. Puedes tenerlo con flores frescas o macetas de preferencia, esto le dará color y alegría.

Con respecto al lugar, si no dispones de muchos espacios, desde luego no habrá muchas opciones de dónde elegir, pero si puedes hacerlo, estas son algunas recomendaciones. Cada cultura ha utilizado la Geomancia (literalmente "Arte de la Tierra") según sus propios símbolos y creencias para alinear los templos, para la urbanización de sus ciudades y edificios. La Geomancia estudia las corrientes subterráneas de agua (que pueden ser causa de enfermedades o símbolos terrestres, por ejemplo), las líneas magnéticas, las corrientes de aire, etcétera para decidir cuál es el mejor lugar en el cual asentarse. Actualmente, se ha puesto mucho de moda la práctica del Feng Shui, que es la geomancia aplicada desde el punto de vista oriental.

PUNTOS PARA TENER EN CUENTA SOBRE LAS DIRECCIONES:

o        El Este es para la creatividad y los comienzos

 

PUNTOS PARA TENER EN CUENTA SOBRE LA POSICION DE LAS COSAS EN EL ALTAR:

 

o        El lado derecho del altar es caliente. Está asociado con el Dios, el Sol, el Día, la energía física y los elementos Aire y Fuego.

NOTA: Se recomienda situar de preferencia el altar hacia el Norte debido a que es la dirección del conocimiento y del entendimiento, donde las características de otras regiones se juntan y se facilita el aprendizaje.

LIMPIEZA DEL ESPACIO (Ritual)

Una vez que hayas decidido el lugar para tu altar, hay que proceder a limpiarlo, purificarlo o bendencirlo. La siguiente rima sirve para limpiar este y cualquier otro espacio, solo necesitarás de tu escoba (la consagrada) y un poco de agua limpia.

Pronuncia el siguiente canto al tiempo que vas barriendo de adentro hacia fuera, hasta sacar todo el polvo o basura por la puerta, de preferencia la principal de tu casa, si es tu cuarto, trata de ir limpiando todo el trayecto hasta la puerta de entrada y salida de tu casa, y de ir cantando durante todo el camino:

"Con esta escoba barro y barro,

Limpio mi casa, mi cuarto y mi espacio.

Consagrado queda este lugar,

Nada malo aquí puede ya estar.

Por un año y un día

Este lugar es sagrado,

Que los dioses lo bendigan

Que a los espíritus sea de agrado.

Así es y así será,

Que en este lugar se consagren

La pureza y la amistad".

Cuando hayas acabado de barrer rocía con tu mano gotas de agua limpia por los lugares que pasaste para purificarlos y bendecirlos. También puedes sustituir el agua por incienso o aceites esenciales, si deseas.

También puedes visualizar una luz blanca que llena toda la habitación y que forma una barrera que impide la entrada de algo malo. Poco a poco ve transformándola en una luz color violeta que reforzará la acción.

Recuerda limpiarte a ti mismo del exceso de energía.

LA BASE DEL ALTAR (mesa): La base de tu altar debe ser de preferencia el suelo, mármol, la tierra, jardín o un tronco, algo que tenga que ver con la Madre Tierra.

EL MANTEL: su uso es opcional. Se recomienda que sea de fibras naturales como el algodón o el lino, de yute, tejidos, étnicos, con motivos de la tierra. También se pueden pintar símbolos directamente sobre la superficie del altar. Tu mismo puedes confeccionar el mantel con tela o pintura.

LOS ELEMENTOS DEL ALTAR: Estos, como su nombre lo indica, representan los cuatro elementos de la creación. Son: velas, incienso, agua y sal. Las herramientas se considerarán aparte.

 

VELAS: representan al elemento Fuego y al Dios. Funcionan como baterías incrementando la energía del brujo y la del hechizo.

El encendido de las velas simboliza el acto de creación del Universo, el fin de las tinieblas, pero también la luz del conocimiento de la sabiduría que nos guía de entre las tinieblas de la ignorancia.

Las velas pueden untarse de aceites esenciales y pueden utilizarse según su color para diferentes funciones:

·         Negro: sabiduría, guía y protección.

Puedes usar la cantidad de velas que desees y con la intención que quieras. Algunos utilizan una para representar el Espíritu, otro usan dos para representar al Dios y a la Diosa (dorado y plateado, etc). También se puede incluir una vela especial para recordar e invocar la presencia de los Ancestros o de tu Espíritu Guía.

También dependiendo del ritual o hechizo deberá apagarse al finalizar o dejarse encendida hasta que se consuma. No se debe soplar la vela para apagarla, se debe hacer con una campanita especial para ello, con los dedos o con una espada mágica, esto es para asegurarse de que se apague la primera vez, debido a que es mal presagio que se tenga que intentar una segunda vez.

Las velas también pueden utilizarse para representa al quinto elemento, El Espíritu. En este sentido, la cera representa el Espíritu y la flama al cuerpo o la experiencia física. Así que el Espíritu (la cera) alimenta al cuerpo (la flama), y así como la flama puede encenderse varias veces, así nuestras almas pasan por cualquier número de cuerpos.

Las velas deben colocarse del lado derecho del altar, debido a que es el lugar del Dios, el polo positivo, sin embargo, se utilizan también para flanquear los lados del altar como protección e iluminación física y espiritual.

INCIENSO: representa al elemento Aire y puede utilizarse en cualquier presentación (varita, cono, aceite o en polvo).

Si eres alérgico o te molesta el humo del incienso puedes quemar varitas de canela o de vainilla en el caldero o también puedes usar carbón con copal (resina de árbol en bruto). Para soplar aire a la combustión se pueden usar plumas o "azotadores" de palma tejidos.

Debes colocar el incienso en la parte derecha del altar.

AGUA Y SAL: Los elementos Agua y Tierra se representan en el altar por medio del Agua y la Sal puestos en tazones o conchas marinas que se mezclarán posteriormente en el ritual. Es preferible que la sal sea marina para que no haya sido privada de sus propiedades naturales por los procesos químicos de las fábricas.

La sal no solo se utilizará durante el ritual, sino también, al final de este para quitar el exceso de energía del cuerpo de la bruja o mago.

El agua y la sal deben colocarse a la izquierda del altar que es el lado de la Diosa, aunque a veces también se acostumbra colocarlos uno en cada extremo representando al Dios y a la Diosa, siendo su mezcla la representación de la unión carnal de ambos.

ELEMENTOS AUXILIARES: hay algunas otras cosas que se suelen utilizar en el altar, tales como:

·         Alguna olla donde colocar ofrendas de comida o flores, o algún recipiente para quemar papel o alguna otra cosa. Para esto también se suele utilizar el caldero como símbolo de abundancia, en el primer caso, y como matriz regeneradora, en el segundo, ya que el fuego destruye pero también crea.

·         También se suelen utilizar imágenes del Dios y la Diosa, de paisajes, de animales, fotos de antepasados o guías (devas o elementales, por ejemplo), en fin, cosas que representen algo abstracto. Estas deben situarse en la parte central posterior del altar.

·         Se puede usar una vasija de barro con tierra, hojas, piedras o arena para representar a la Madre Tierra y, además deben provenir de algún lugar que tenga un significado especial para ti: tu lugar de nacimiento, "tu" lugar especial (un bosque, una playa, etc), de algún viaje especial, del jardín de tu casa, etcétera. Si tienes espacio, puedes colocar rocas medianas formando un círculo para cerrar tu altar, o puedes poner este sobre ellas.

·         Se utilizan gemas para cargar o descargar energías, para energizar personas o hechizos, por ejemplo. Escoge las adecuadas a tus necesidades o aquellas con las que te sientas más a gusto.

·         Los objetos encontrados sorpresivamente y que te "digan" algo también son símbolos de buena suerte y de comunicación con los espíritus, debido a que son mensajes de estos.

·         A lo largo del año, podemos ir colocando elementos que cambien junto con las estaciones, honrando la Rueda del Año. En primavera podemos poner flores, en otoño, hojas, y así sucesivamente.

·         Por último recuerda que el altar es tu forma de comunicarte y de relacionarte con tu espíritu, así que finalmente deberá ajustarse a tus necesidades y a tus gustos. Nunca pongas algo que no te acabe de gustar o que te moleste el olor o te de alergia, por ejemplo alguna flor por el polen. No hay ninguna regla ni formalismos para esto, se debe ajustar a ti únicamente, recuerda, "Haz Lo Que Quieras, A Nadie Dañes", esa es la única regla.

 

LAS HERRAMIENTAS QUE DEBES TENER EN EL ALTAR

La explicación acerca de las herramientas se ha dado ya en el capítulo correspondiente, así que no haremos mayores aclaraciones, solamente mencionaremos las que deben estar siempre presentes y su razón.

Las herramientas que no deben faltar son:

 Athame: para cerrar y abrir el círculo.

 Caldero: para cualquier ofrenda, como símbolo de abundancia y prosperidad o para quemar incienso o papel.

 Varita: para invocar algunos espíritus.

Campana: para llamar algunos espíritus o elementales.

Tus ropas: si es que utilizas alguna vestimenta especial para tus rituales no olvides dejarla cerca.

 Espada: si vas a hacer alguna iniciación,a falta del athame o si vas a invocar y manejar espíritus caóticos.

Existen muchas otras herramientas que se pueden utilizar pero ya son a petición del ritual o hechizo que vayas a hacer, como una cuerda, el punzón, la hoz, ciertas tintas, ciertas telas, etcétera.